Me cuido, me gusto, me quiero.
SALUD BELLEZA MODA RELACIONES VIDA PROFESIONAL AMOR PROPIO
Amor propio | 18 FEB 2016
11 mentiras del busto ¡que no debes creer!


Irónicamente, aunque vivimos en una sociedad que parece estar obsesionada con nuestro busto, sabemos en realidad muy poco de esta zona de nuestro cuerpo. Por supuesto, en parte estos rumores son alimentados por la atención mediática que construye el busto como un ícono y no como una parte del cuerpo.

Cada mujer es diferente, cada busto también

Por ello, aquí recopilamos los mitos más comunes sobre el busto, que no son del todo verídicos o que carecen de información médica que pueda confirmarlos: 

  • Formas anómalas

No todos los bustos tienen que ser iguales, ni redondos y “bonitos”. De hecho, la mayoría de los especialistas médicos (acostumbrados a ver senos) dicen que estos vienen en formas tan variadas, que sería difícil decir cuáles son “normales” y cuáles no.

  • Consumir estrógeno para que crezcan

Es un mito muy esparcido en los blogs de belleza. Supuestamente consumir alimentos con gran cantidad de estrógeno, como la soya o el ajo, puede aumentar el tamaño del busto hasta una copa entera. Esto es falso, dicen los médicos especialistas, ya que aún no se tiene suficiente evidencia médica de que realmente puedas tener ese efecto.

  • Lo mismo para el sexo

De igual manera, se dice que tener sexo puede hacer crecer el busto, debido a la liberación de hormonas; así mismo, la evidencia no puede confirmar nada.

  • Bra = cáncer

Recientemente empezó una ola del miedo por usar el bra, ya que se decía que impedía la correcta circulación linfática en el busto, causando cáncer de mama. Aún no se encuentra una relación definitiva entre el bra y el cáncer de mama; sin embargo, lo que es cierto es que usar un bra que no es del tamaño adecuado sí puede tener complicaciones médicas.

Te recomendamos esta guía sobre la elección del bra correcto.

  • No se puede amamantar si el pezón está invertido

Muchas mujeres tienen pezón plano o invertido, pero sí pueden amamantar. Los expertos dicen que los bebés se alimentan pegándose al busto, no solamente al pezón. Tal vez sea un poco más complicado para las madres con este caso, pero no es imposible.

  • El ejercicio: cirugía exprés

A diferencia de lo que se dice mucho, el ejercicio no modifica tu busto como tal. Lo que hace el ejercicio es modificar los músculos pectorales que están debajo del busto, así como la zona del torso, lo que puede hacerlos aparentar ser más grandes, pequeños o levantados.

Lo que sí no debe pasar es que te duela el busto en exceso con el ejercicio, revisa esta guía para reducir los malestares de tu busto por tu rutina de ejercicio.

  • ¿Tu madre, tu espejo?

El busto se afecta por una serie de factores genéricos, pero estos no son sólo heredados por tu madre, tienes una larga lista de mujeres en tu familia sanguínea de quienes puedes heredad genética. Así que si ves que tu busto y el de tu madre no son similares, es algo totalmente normal.

  • Inserte edad aquí

Cada mujer es diferente, podemos hablar de las reglas generales: entre los 9 y 11 años el busto comienza a desarrollarse y está prácticamente completo en su crecimiento para los 18 años. Sin embargo, si tus rangos de edad fueron diferentes, sigues en desarrollo o crees que vas atrasada, esto se debe a un sinfín de factores como la salud, alimentación, genética, hormonas y demás.

  • Dormir de lado es una pesadilla

Otro mito muy extendido dice que dormir de lado puede causar asimetría en el busto y su desarrollo y gracias a ello, muchas mujeres sufren buscando posiciones adecuadas (y poco cómodas para dormir). Si bien la piel puede sufrir cierto desgaste más en un lado que en el otro, la forma del busto en sí no cambiará por la postura nocturna. Sin embargo, si ves que tu busto de pronto comienza a presentar asimetría excesiva o de origen dudoso, acude a tu médico.

  • Estrías ¿de por vida?

Hay que aclarar algo: sí, las estrías son marcas que no se quitan al 100%, no, estas no lucen así de mal por siempre. Cuando el busto está en crecimiento, es normal que se estire la piel y esto deja marcas. Si bien es cierto que las estrías que ya han aparecido no se van por completo, mientras sigas en desarrollo, la misma piel va a ir disminuyendo su apariencia, camuflándolas en el resto de la piel.

Sin embargo, puedes prevenir la aparición de las estrías con tratamientos nutritivos de la piel que te darán la elasticidad adecuada para evitar que dañe. Stretchmark Guard Cream de Medicalia es un producto que le dará a tu piel la fuerza suficiente para resistir estos cambios, reduciendo la aparición de estrías.

  • Dormir con bra, la gran solución

Sobre este tema se dicen verdades a medias. Según la información que circula en internet, las mujeres que duermen con un bra (ya sea que les parezca cómodo o no) tienden a mantener su busto firme por más tiempo. ¡Falso! No hay datos sólidos que confirmen esta teoría, además de que el busto cambia y se cae por una infinidad de factores genéticos, alimenticios, de actividad física u hormonales. Lo que sí es cierto es que dormir con un bra que no es del tamaño adecuado, invariablemente dañará tu piel.

Fuente: http://hellogiggles.com/lies-boobs-you-believed/

FAVORITOS
Estética y low cost: ¿por qué una cirugía estética no es nada barata?
Belleza
¿Puedo dar pecho con implantes mamarios?
Salud
Rinoplastia: más allá de la parte estética, también está la salud física
Belleza
¿Puede la reconstrucción de seno ocultar el cáncer?
Salud
SUSCRÍBETE
ACEPTAR
INSTAGRAM
Los contenidos de Me cuido, me gusto, me quiero* son parte de nuestro sitio ¡Disfrútalos!
Los contenidos de Mi mejor yo* son parte de nuestro sitio



¡Disfrútalos!
CATEGORÍAS
RELACIONES
VIDA PROFESIONAL
AMOR PROPIO
BUSCA EN EL SITIO
Somos la revista de contenido femenino enfocada en hacer que disfrutes al máximo tus días, sintiéndote bella, saludable, a la moda y con la mejor actitud.
SÍGUENOS    
© Copyright 2015, Grupo Venta Internacional S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.